Cómo hacer un insecticida casero para cucarachas

Cómo hacer un insecticida casero para cucarachasLos hechos han demostrado que acabar con las cucarachas no es una tarea fácil, pero tampoco imposible, a pesar de que estos insectos logran adaptarse y sobrevivir a espacios pequeños, sucios y hasta sin alimentos. Pero, ¿funcionan los insecticidas caseros para cucarachas?

Pensando en la rapidez con la que se debe actuar para eliminar la infestación de cucaracha que se esté presentando, hacer un insecticida para cucarachas casero será muy oportuno para no perder tiempo.

Esto es principalmente importante porque no se trata de una sola cucaracha la que llega a casa, son nidos, ninfas y hasta huevos los que se incorporan a la mudanza con una reproducción masiva que resulta sorprendente.

Sin embargo, tomar acciones con insecticidas no es sinónimo de toxicidad, ya que es posible hacer insecticidas caseros de gran efectividad para acabar con las cucarachas. Toma nota ahora mismo de cómo prepararlos.

Insecticidas caseros para cucarachas

Bicarbonato de sodio y azúcar

Las cucarachas son muy débiles ante los olores dulces, por lo que el azúcar representa un cebo ideal para atraerlas hacia el veneno, mientras que el bicarbonato de sodio funcionará tóxicamente en su organismo hasta hacerlas explotar.

Al mezclar estos 2 ingredientes en partes iguales, se podrá agregar en pequeños recipientes o tapas de bebidas gaseosas para facilitar la ingesta del veneno por parte de las cucarachas.

En algunos casos se incorpora un poco de agua para que la preparación quede como una pasta más manejable con la que se puedan crear bolitas.

Bórax y azúcar

Al igual que el método anterior, el bórax es un compuesto eficaz para eliminar las cucarachas, y como se explicó antes, el azúcar será el elemento atractivo para estos insectos, logrando así que se deshidraten luego de su ingesta y terminen muriendo.

Generalmente estas preparaciones facilitan la erradicación tanto de las cucarachas como de los nidos que hayan formado, ya que la muerte no es inmediata y les brinda el tiempo de regresar al nido y contaminar al resto de las cucarachas.

Ácido bórico, cebolla y harina de trigo

Así como sucede con el azúcar, el olor a la cebolla es de los favoritos de las cucarachas, por lo que es vital su presencia para llamar la atención de las cucarachas al momento de colocar el insecticida casero.

La preparación consiste en incorporar media cebolla picada en trozos o triturada, una cucharada de ácido bórico y una cucharada y media de harina de trigo. Una vez mezclados todos los ingredientes, se esparcirá en las zonas donde transitan las cucarachas.

Si se desea, se puede agregar un poco de agua a la mezcla para formar una pasta homogénea más compacta que permite una mejor repartición del veneno.

Con algunas de estas opciones ya tendrás todo listo para ganarle la batalla a las cucarachas que estén invadiendo tu hogar, recordando que estos insecticidas caseros deben aplicarse constantemente de 3 a 4 semanas.

Asimismo, es importante sumar jornadas de limpieza y desinfección constante para asegurar la buena higiene de todas las áreas de la casa, ya que las cucarachas son enemigas del orden y las cosas limpias.

Leave a Reply